Javier Puerto: “El pensamiento científico surgió cuando se empezó a buscar la verdad dentro de la naturaleza”

Dos factores tuvieron gran importancia para esa nueva ciencia que estaba a punto de surgir: por un lado, el descubrimiento de América supuso un gran esfuerzo científico en ámbitos tan diversos como la física, la navegación y la geografía. En este sentido, según Puerto, “el descubrimiento del Nuevo Mundo fue más revolucionario que el propio Copérnico”. Por otro, la invención de la imprenta permitió publicar en solo cinco años más libros que todos los manuscritos que se habían escrito hasta entonces. Estos libros expandieron el conocimiento clásico de una forma extraordinaria y además, por estar publicados en lenguas romances, alcanzaron una gran penetración y permitieron que técnicos como boticarios, cirujanos, metalúrgicos y artistas accedieran a ese conocimiento.

Isaac Newton unió los cielos y la Tierra con el descubrimiento de la gravedad: ya no eran esferas separadas, sino que se regían por las mismas leyes. Y con hallazgos como la circulación mayor de la sangre por parte de William Harvey se introdujo la idea de un ser humano dinámico, sometido a leyes naturales como el propio cosmos.

Leer artículo completo en fbbva.es

Asya-Lisina-Isaac-Newton-Illustration

Isaac Newton | Asya Lisina

Cómo fabricar el universo de la nada

Y precisamente las semillas de lo que ahora son las galaxias se formaron justo entonces, hace 13.000 millones de años, a partir de unas perturbaciones microscópicas de la energía en el vacío del espacio, lo que se conoce como perturbaciones cuánticas.

Mukhanov llegó a esta conclusión a principios de los años 80 junto a su compañero Gennady Chibisov. En aquel momento muy pocos expertos aceptaron esta hipótesis. Ni siquiera creyeron que pudiera ser confirmada alguna vez. Sin embargo, en 2013 un satélite europeo demostró que esas “fluctuaciones cuánticas” predichas por el científico ruso existieron realmente en el universo primitivo: los instrumentos más avanzados que existen hoy acababan de confirmar unos cálculos hechos con lápiz y papel treinta años atrás.

Leer artículo completo en bbva.com

Galaxia del Sombrero

Galaxia del Sombrero | NASA/Hubble Heritage Team

Santiago Muñoz Machado: “Los primeros pensadores que ahondaron en la idea de los derechos individuales fueron españoles”

En el siglo XVII, una nueva corriente filosófica, el racionalismo iusnaturalista, tiene grandes consecuencias en el proceso de secularización que impondrá la razón humana frente a la razón teológica. Pensadores como Hugo Grocio, Samuel Pufendorf, Thomas Hobbes, John Locke o Christian Wolff son algunos de sus exponentes. Para Grocio, considerado su fundador, “el derecho natural es un dictado de la razón, […] un mandato personal, universal y permanentemente válido”. Su afirmación de que “el derecho natural es tan inmutable que ni aun Dios lo puede cambiar” supone la ruptura definitiva del fundamento teológico de los derechos. Respecto a estos, “la tolerancia fue el gran concepto que aportaron las doctrinas racionalistas: era la adecuada reacción contra un periodo de violencias derivadas de la ruptura del uniformismo religioso y de la negación de la libertad de pensar y opinar de modo diferente”.

Leer artículo completo en fbbva.es

illustration_kajsa_nilsson

Imagen: Kajsa Nilsson

«¿Es el Pequod? Hemos capturado a su Moby-Dick» | Colaboración en Principia.io

Si el anterior número en papel de Principia giraba en torno a la oscuridad, el número 4 le ha dado el protagonismo a la luz. Con mi aportación he querido contar el hallazgo del fósil más antiguo del universo por parte de dos investigadores muy concienzudos. El ilustrador Álex Falcón (@AlexFilustrador) lo ha plasmado en una imagen tan cautivadora que se ha ido directa a la portada del número.

Al hablar con Dicke, comprendieron que representaban el papel de un barco atunero que salía al encuentro del capitán Ahab, exhausto tras todas sus peripecias, para preguntarle si aquella ballena blanca que se empeñaba en enredarse en sus aparejos no se llamaría Moby-Dick, por casualidad… Y supieron que no, que no eran unos ineptos. Habían estado siguiendo durante meses, sin saberlo, la estela de la luz más vieja del Universo y habían abierto una ventana hacia lo que hasta entonces sólo eran especulaciones sobre el pasado del cosmos.

Leer historia completa en el número 4 de Principia

principia_big_bang

La misión espacial europea que nos dirá si hay vida en Marte

Todos los ojos de la Agencia Espacial Europea (ESA) están hoy pendientes de nuestro vecino espacial más próximo. Si las cosas van según lo previsto, a las 14:42 GMT tocará la superficie de Marte por primera vez una nave fabricada en Europa. Se trata del módulo de aterrizaje Schiaparelli, uno de los integrantes de la misión ExoMars que buscará rastros de vida en el planeta rojo durante los próximos años.

El módulo se desprenderá de la sonda orbital Trace Gas Orbiter (TGO) y entrará en la atmósfera marciana a 21.000 km/h. Solo seis minutos después, “amartizará” en una región cercana al ecuador del planeta. Schiaparelli probará las tecnologías de aterrizaje más punteras y abrirá el camino a futuras expediciones, robóticas o humanas.

Seguir leyendo ‘La misión espacial europea que nos dirá si hay vida en Marte’ en bbva.com

exomars_lander

Imagen: ESA – AOES Medialab