Simbolismo pop: ‘La joven del agua’

Traduzco este análisis que hizo el usuario mjl517 en imdb.com sobre La joven del agua, de M. Night Shyamalan. La fuente original ha desaparecido, pero algunas páginas web lo han recogido, como You Deserve This, de donde lo he tomado yo.

*

joven-agua-1

Shyamalan recomendó a su audiencia que mantuviera una mente abierta mientras veía esta película. Antes de lanzarla, publicó un “libro infantil” en el que establecía la fantasía. Pero su fachada de “cuento de hadas” oculta la complejidad de su significado. Y como todos los cuentos de hadas, la profundidad de esta obra de arte se extiende mucho más allá de la simplicidad de su superficie. Si tienes interés y paciencia, y ya has visto la película, sigue leyendo.

Esta es la historia de la lucha de un hombre para recuperar su fe y su propósito vital, superando la represión y el desapego emocional tras haber sufrido una tragedia inconmensurable.

En primer lugar, tomemos el nombre del complejo de apartamentos: “The Cove”, [“la ensenada”]. Una ensenada es un puerto a lo largo de una corriente de agua, una cala protegida, como el carril de acceso a una calle muy transitada. Es un lugar de aislamiento, tal vez incluso un lugar para esconderse. El complejo tiene forma de U y una piscina en su centro. Podemos imaginar que más allá de la piscina está la realidad del mundo exterior, la “corriente principal” de la vida. Un mundo desconocido y al que temer. Night nunca ha hecho una película tan contenida, tan confinada en una sola localización. La historia tiene lugar por entero en The Cove.

Ahora imagina que The Cove no es una localización física en absoluto, sino un mundo que existe únicamente en la mente de un hombre; y depende completamente y está manipulada por su propia psique. Se ha comentado que la localización de la película carece de detalles, que es demasiado simple, infantil y poco realista. No se trata de un error… está planificado. Cleveland Heep es su conserje… su cuidador… su “sanador”. Y si The Cove es producto de la imaginación de un hombre, entonces sus inquilinos también deben serlo. Cleveland mantiene una familiaridad casual con todos ellos. Y ellos dependen totalmente de él para el mantenimiento cotidiano de sus hogares. Nunca vemos a su jefe ni a ningún otro empleado. Más aún, el apellido “Heep” [en slang, “tener mucho de alguna cosa”] podría reflejar no solo la gran carga que soporta, sino también el gran número de “inquilinos” distintos de los que se compone su psique.

* Es interesante indicar que el uso británico de la palabra “cove” en slang significa “tipo” u “hombre”. De forma similar, la palabra “Cleveland” proviene del inglés antiguo y significa “zona de acantilados”, y los Clevelands eran las gentes de los acantilados. Es quizá tanto una alusión al aislamiento de Cleveland como una imagen de inestabilidad, peligro y urgencia: “soportar una gran carga, tambaleándose al borde de un precipicio”.

En este sentido, La joven del agua es una de las historias de conflicto interior y perseverancia más singulares, imaginativas y ambiciosas jamás filmadas. La lucha tiene lugar en los confines aislados de un complejo de apartamentos, los inquilinos del cual son, en su sentido metafórico, los aspectos únicos y separados de la psique dañada de un hombre. Y cada uno de ellos tiene un propósito singular en este cuento de hadas de fe, esperanza y auto-revelación/auto-iluminación. Es un “cuento para dormir”, uno de un tipo particular que nos contamos unos a otros y a nosotros mismos antes de dormir. Son historias que nos traen esperanza, consuelo y paz. Las llamamos oraciones.

The Cove es una comunidad estrechamente unida, y parece que sus inquilinos llevan viviendo allí algún tiempo. De hecho, solo dos personajes llegan durante la película: Story [“historia”, en inglés], la narf mitológica, y Harry Farber, el crítico cinematográfico (quizás llamado así por el legendario crítico de cine Manny Farber). No es coincidencia que lleguen al mismo tiempo. Son las personificaciones confrontadas del conflicto interior que consume a Cleveland.

Story representa la fe rota y frágil de Cleveland en sí mismo, en la humanidad y en Dios. Es la esperanza y la promesa de la creencia en lo desconocido. Farber, por el contrario, es la parte escéptica de Cleveland. Su personaje no es simplemente una pulla a los críticos de Night. Es la influencia opresiva que cierra la mente de Cleveland y le fuerza a ver siguiendo “las reglas”, aceptar que no queda originalidad en el mundo ni nada por lo que albergar esperanza. Define las reglas de la percepción de Cleveland. La llegada simultánea de Farber representa al saboteador que vive en su mente. Es la encarnación de la duda que le debilita, generada para confrontar la llegada de Story… su salvadora, la inspiración para su creciente fe y propósito de redención, presumiblemente enviada por Dios. Mientras que Story es la imagen de la pureza infantil y la posibilidad sin fin, Farber es la mente adulta, cerrada y reprimida, de imaginación limitada y paralizada por una sociedad enferma. Estas son las figuras principales del conflicto entre la duda-escepticismo y la esperanza-fe. Démonos cuenta de cómo Farber «debe ser muy bueno» en su trabajo para que le hayan enviado a este lugar desde tan lejos. Es el equivalente más apropiado para Story, que resulta ser la mayor y más poderosa de su especie, la “Dama Narf”. Él no es un crítico normal y corriente, ella no es una narf normal y corriente. Y así es como debe ser, ya que tanto la tragedia de Cleveland como su misión son extraordinarios.

La piscina de The Cove es una metáfora del corazón humano, incorporando una vez más la conexión que hace Night entre la pureza y la inocencia con el agua.

joven-agua-2

Cleveland comienza por sentir la presencia de Story en destellos, vistazos rápidos y ocasionales ruidos de chapuzones en la piscina durante la noche. Quizás le queda la suficiente fe como para reconocerla cuando se le revela. Y la encuentra en la piscina, así como uno debe encontrar la fe en su corazón. Llega desnuda, no solo como un signo de la vulnerabilidad de la fe frágil que representa, sino como la visión de la libertad y la inocencia que acompaña a la pureza de la inhibición infantil. Lejos de ser capaz de abrazar su fe, Cleveland se siente incómodo por su desnudez y le da una camisa. Su diario le revela a ella la profundidad de su dolor, que le ha llevado a ese lugar y le aleja de una vida de realización como médico. Story le recuerda que todo el mundo tiene un propósito (una afirmación profunda, en el contexto de esta historia y su localización). Pero cuando Cleveland le ruega a Story que no les cuente su secreto a los inquilinos de The Cove, asistimos a la represión activa de su dolor y a su incapacidad debilitante para lidiar con la pérdida de su familia. No puede permitir que aspectos separados de su personalidad (los inquilinos) experimenten la tragedia. Más aún, su tartamudeo (ausente en presencia de Story) es sintomático de lo que parece ser un estrés post-traumático. Incapaz de experimentar la inspiración, el “despertar” de su presencia, Cleveland decide ayudarla a completar su tarea y protegerla del scrunt enviado para matarla.

Cleveland es guiado por el personaje de Young-Soon, cuya madre conoce la antigua historia de la narf. Young-Soon es el aspecto infantil de la mente de Cleveland que está dispuesta a creer en cuentos de hadas. Recordemos que, a medida que ella traduce la historia de su madre a Cleveland, ambos la escuchan juntos por primera vez. En cierto punto, ella incluso expresa la esperanza de que la historia sea verdad. Su inmadurez, su repetitiva frase de despedida infantil «adiós, señor Heep» e incluso su nombre, sugieren que es una niña (a pesar de su llamativa altura) y por lo tanto más proclive a esas historias de magia y fantasía que los adultos suelen rechazar. Su madre se siente incómoda narrando la historia, hasta que Cleveland se le presenta como un niño. Pero si ella es parte de The Cove, también debe serlo la propia historia, quizás oída hace mucho tiempo y enterrada en el subconsciente, quizás una completa invención o quizás ambas cosas a la vez. No es sorprendente, si puedes aceptar que The Cove existe en la mente de un escritor. La señora Choi es la anciana coreana de The Cove (o inventada por The Cove) que se convierte en el origen de este cuento de hadas. A la psique adulta le resulta más fácil obstaculizar la transmisión de una historia inverosímil si la crea en un idioma extranjero, y desde la representación de un origen respetable pero ajeno: la percepción de un pueblo sabio, de filosofía holística, no sujeto a las convenciones occidentales.

joven-agua-7

El scrunt es la manifestación, dentro de la psique de Cleveland, de los males de la sociedad y los horrores de los que el ser humano es capaz. Es una forma monstruosa del miedo y la ansiedad que ha negado a Cleveland su habilidad para enderezar su vida desde la crisis que sufrió. Hace presa en Story. Viene del exterior de The Cove, de la realidad desconocida que hay más allá de la piscina, y solo teme a los Tartutic. Los Tartutic son la “justicia” por la que clama Cleveland cuando el scrunt ataca a Story la noche en la que debería partir en libertad. Tal vez es más exacto considerarlos como el “destino”, o los que protegen el curso de la predestinación. Ellos son el “debería”.

El único hombre capaz de controlar al scrunt es el “Guardián”. La búsqueda de Cleveland en pos del Guardián es la búsqueda de esa parte de sí mismo capaz de enfrentarse a su miedo, de «mirarlo a los ojos». Cuando identifica erróneamente esa figura consigo mismo y confronta al scrunt, este le ataca. Pero solo los dos recién llegados, Story y Farber, parecen vulnerables al daño físico que puede causar el scrunt. Su peligro para el personaje de Cleveland no consiste en una “muerte” real, sino en la amenaza de reforzar su miedo y su disfunción psicológica. Recordemos que cuando Cleveland está a punto de ser atacado por el scrunt, despierta de repente (físicamente intacto) y se encuentra a Farber ante él, manifestándole su disgusto con una película que acaba de ver y argumentando contra la pureza simbólica del agua. Recordemos también que en ese momento Farber se sitúa entre Cleveland y la piscina, renovando la metáfora de un hombre a quien su escepticismo y sus dudas le privan de la pureza de su corazón. Cleveland cree que Farber le ha salvado del scrunt. Pero Farber no era el salvador, sino el trauma, el propio daño, la convicción asfixiante de Cleveland, el refuerzo de sus dudas y de su incapacidad para afrontar su miedo una vez más. Es una cristalización poderosa de cómo la mente de Cleveland trabaja contra él.

joven-agua-3

Vick Ran (el propio Shyamalan) es “el escritor inspirado por la historia [Story]”. Sus primeras palabras a Cleveland son «la luz sobre mi escritorio aún no funciona». No se puede escribir sin luz y es algo que Cleveland ha estado posponiendo. Pero una bombilla no es algo difícil de arreglar y Vick no parece tener prisa por terminar su libro. Cleveland ve el libro por casualidad mientras arregla la bombilla, y al principio rechaza su contenido tras leer el título, El libro de cocina. Pero pronto recuerda que no se debe juzgar un libro por su portada (qué apropiado).

El personaje de Vick es, como mínimo, tan importante como Cleveland. La predicción de su futuro describe que su libro ejercerá una profunda influencia filosófica sobre el mundo y que su impacto socio-ideológico resultará en su propia muerte. Vick esboza una comparación indirecta con Martin Luther King en la propia historia: se nos recuerdan otras figuras, como Cristo, y otras doctrinas o “libros de cocina”, como la Biblia. Vick representa el “propósito” que Story asegura a Cleveland que no ha perdido. Es la parte de la psique de Cleveland capaz de lograr grandes cosas. Semejantes esfuerzos, sin embargo, exponen la psique a críticas severas y potencialmente asfixiantes ―el “asesinato” de la mente creativa―, algo que el propio Night ha vivido y continúa viviendo.

Si escribir El libro de cocina es el propósito literal del que Cleveland es capaz, y si la muerte de Vick Ran es la muerte literal de Cleveland Heep, queda a juicio del espectador. Pero es una conclusión razonable, si ampliamos el papel de Cleveland como “sanador” a “salvador de la humanidad”. En este escenario, quizás el dolor de la tragedia que experimenta debería ser el catalizador y la inspiración para que este doctor intente cambiar el mundo escribiendo un libro. En cambio, es concebible que Vick Ran ―el “escritor”, el “propósito”― sea el verdadero sujeto de esta historia. Él es el “recipiente” de la inspiración de Story, y la única parte de sí mismo que Cleveland identifica correctamente antes de ser influido por el escéptico y cerrado de mente Farber. Vick comparte con Cleveland su apariencia triste y callada, su auto-humildad: «No soy nada especial». Es soltero (como lo son casi todos los personajes principales, hasta donde nosotros sabemos), pero no le resulta fácil valerse por sí mismo, cocinar o limpiar, y se apoya en su hermana para estas cuestiones domésticas. Por supuesto, él no sería consciente de haber tenido nunca mujer o hijos, como tampoco lo serían los demás inquilinos de The Cove salvo dos, ya que esa información ha sido reprimida, ocultada en el “diario” de Cleveland. Cleveland Heep, el “sanador”, podría no ser el hombre tras la psique representada por The Cove, sino solo esa parte del todo que es responsable de su curación. En este caso, la misión de Cleveland es curarse a sí mismo, Vick Ran, el sanador de la humanidad. Por lo tanto, el verdadero significado de esta historia es la incapacidad de Cleveland para cumplir con esta misión mientras él mismo, el “sanador”, no sea curado.

En esta búsqueda del resto del elenco necesario para que Story regrese al “Mundo Azul”, Cleveland busca el consejo de Farber, el hombre al que erróneamente identifica como “la persona cuya opinión respeta”. Este camino finalmente culmina en una fiesta (una celebración de la llegada de Farber, ¡sin duda!). Y durante lo que, en esencia, es la celebración del escepticismo y la cerrazón de mente, es cuando Story (la fe de Cleveland) es arrastrada y casi asesinada. La serie de identificaciones equivocadas ilustra no solo el desapego de Cleveland, su incapacidad para conocerse a sí mismo, sino también el proceso destructivo de otro síntoma de su psique perturbada: el auto-sabotaje. Así que no es coincidencia que Cleveland no pueda completar su misión y aceptar que es el “sanador” (de Story, de su fe) hasta que Farber (su escepticismo) no sea asesinado por el scrunt.

“El Guardián” resulta ser Reggie, que lleva las chapas de identificación de un soldado. Es un hombre normal que no está consumido, sino solo parcialmente ocupado, por la necesidad de ser físicamente fuerte. Después de todo, el verdadero poder de Reggie no resulta ser físico. Reggie es la representación tanto de la fuerza como de la ausencia de fuerza de Cleveland. El desarrollo muscular intencionado de un solo lado de su cuerpo no solo sugiere la incapacidad de Cleveland de usar (o incluso identificar) su fuerza interior, sino que también denota un mantenimiento sistemático, científico, de un desequilibrio emocional.

joven-agua-4

Al principio se piensa que “el Intérprete” es el sr. Dury, a causa de su habilidad con los crucigramas. En realidad, el intérprete es su hijo, Joey. La elección enfatiza la habilidad infantil de ver cosas con claridad y simplicidad, que los adultos pierden cuando se ven limitados por los paradigmas y las restricciones sociales. De hecho, en cierto momento el sr. Dury admite que su habilidad con los acertijos y el simbolismo se limita a sus crucigramas. La pérdida de la habilidad infantil se ilustra claramente con la disparidad padre-hijo: es el sr. Dury quien se da cuenta de que su hijo (presumiblemente la versión infantil de sí mismo: «voy a ser como mi padre») es el verdadero intérprete. La idea denota la permanencia de conceptos infantiles importantes en la psique de Cleveland. También se refiere al proceso curativo psicológico que aborda la importancia de las percepciones infantiles, y el consiguiente desarrollo de emociones y estrategias de resolución de problemas durante la infancia.

“Alguien cuya opinión valora Cleveland” resulta ser el confinado sr. Leeds. Es el único inquilino que conoce la tragedia de Cleveland (la única otra parte de su psique que no ha sido reprimida por completo). El sr. Leeds «ha estado ahí siempre». Se sienta en una habitación oscura, rodeado de libros, viendo imágenes bélicas por televisión. Su papel es en cierta forma paternal, se refiere a Cleveland como “hijo” («no te conviertas en lo que yo me he convertido») y le anima a «no rendirse». De alguna forma, ve todo lo que está sucediendo a su alrededor en The Cove. Es la conciencia de Cleveland, su convicción, las que algunos consideran funciones del “alma”. Es la voz interior, la brújula moral que le guía. Incluso su nombre es significativo [¿leeds -> leads -> lidera?]. Pero es la parte de The Cove que ha sido más afectada por los pecados de la humanidad y la toxicidad de la sociedad: «Quería creer más que nadie». En lo que esencialmente es un diálogo interior, pregunta en voz alta si el ser humano debería ser salvado… y Cleveland responde que sí. En ese momento, Cleveland expresa el deseo de vivir, de ser sanado y de reconstruir la confianza para volver a vincularse a la sociedad.

“El que no tiene secretos” es el sr. Bubchik, el hombre que desconoce que su mujer va revelando sus secretos. Representa la realidad innegable de la debilidad de Cleveland, sus limitaciones y su mortalidad. Su candidez promueve un sentido de honestidad y conformidad, la aceptación de uno mismo a pesar de sus propios defectos. El sr. Bubchik representa aquello que Cleveland no tiene más remedio que aceptar. Y le proporciona la oportunidad de liberarse a sí mismo de la culpa que ha acompañado a la carga de su secreto. No se puede perdonar por aquello que no estaba bajo su control (la incapacidad de salvar a su familia) a menos que pueda compartirlo abiertamente consigo mismo.

“El Gremio” está formado por siete mujeres, un grupo creado para proteger un interés común. El número siete está muy presente en la religión y la mitología ―”las siete mujeres divinas” (en la mitología Khasi), “los siete durmientes” (en la mitología cristiana), “las siete madres” (en la mitología hindú), “las sietes virtudes”, “los siete sacramentos”, etcétera― . Y un grupo de mujeres representa el creciente sentido de autoestima, el empoderamiento de aquello que es generalmente percibido como débil e infravalorado (esto es particularmente cierto en muchas culturas latinas tradicionales, conocidas por ser excesivamente misóginas). La primera escena de la película (un agudo presagio) muestra a Cleveland tratando de matar un bicho «grande y peludo» bajo el fregadero del apartamento de una familia latinoamericana. Al fondo, vemos a las hijas blandiendo unas armas improvisadas y chillando de miedo. Son cinco de las hermanas del Gremio. Las que faltan son Anna Ran, la hermana de Vick (que a veces actúa más como su mujer o su madre) y Young-Soon, que en algún momento menciona a una hermana que se ha casado con un dentista, y que tiene un gran valor como guía de Cleveland en su viaje de auto-revelación. El Gremio asiste a Cleveland durante su “imposición de manos”, en la climática escena de curación de Story y de la propia catarsis de Cleveland. La imagen ilustra su necesidad de vínculos emocionales (típicamente más asociados con las mujeres y prohibidos para los hombres en la cultura occidental) para conectar con lo que ha reprimido. Por el contrario, estas mujeres que proporcionan ayuda emocional en esta escena, aparecen armadas y patrullando sin reparos el perímetro de la piscina en la siguiente. Un testimonio del poder de las mujeres para curar y proteger.

joven-agua-5

El grupo se reúne para «otorgar fuerza al momento» de curación y liberación de Story (y Cleveland). Solo entonces es capaz él de experimentar su catarsis. Revela su tragedia a los demás aspectos de sí mismo y libera el dolor y la culpa reprimidos que le han mantenido aislado en The Cove. Es entonces cuando puede curar y abrazar su esperanza y su fe una vez más, dejándola a salvo para que la angelical Story vuelva al Mundo Azul en las alas del Gran Eatlon. El ángel de Dios ha completado su misión de salvar a un hombre ―de hecho, a toda la humanidad (ella es la Dama Narf)― y regresar al cielo.

Shyamalan ha dicho de ella que es su película más personal, una afirmación significativa si tenemos en cuenta lo personales que son todas sus historias. De hecho, se ha referido a ellas como “hijos”. Las críticas a El bosque le arrebataron su credibilidad por sus tres grandes producciones anteriores, que habían sido bien recibidas. Así que se incluyó a sí mismo como el escritor cuya inspiración por Story (la historia) le ayuda a escapar de la duda y curar su fe. ¿Es entonces La joven del agua la “historia” de su curación? ¿Es la historia que le curó? ¿O es ambas cosas?

Muchos dicen de él que es un ególatra. Y sin embargo ha hecho la cosa más humilde que podamos imaginar: ha creado una historia de increíble profundidad y valor, pero ha dejado que sea el espectador quien la desentrañe. En este sentido, ha creado un escenario increíble en el que la historia es crítica del espectador. Escribe historias que él apreciaría, y que un selecto, si bien pequeño, grupo de la audiencia apreciará. Y se deja vapulear por la simplicidad y banalidad de aquellos que no pueden apreciar su esfuerzo, conforme con que esta incapacidad sea una crítica suficiente a sus críticos. ¡Pensemos en este escenario en el contexto de esta película! Es la cosa más maravillosa que he visto y solo espero haberle hecho alguna justicia.

joven-agua-6

 

Deja un comentario